+ Noticias + Boletines de prensa + Blog
T-MEC: La alerta empresarial para no ceder
04 de Diciembre del 2019

El Economista/Enrique Campos

En la medida en que se hagan públicas las intenciones de Estados Unidos de condicionar la ratificación del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), más difícil será que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador acepte las imposiciones del norte con tal de tener lo antes posible ratificado el acuerdo.

Hay antecedentes. Donald Trump logró, con la amenaza de los aranceles, que el gobierno mexicano le cuide con sus tropas su frontera común para que no pasen los indocumentados.

Cuando los demócratas, mayoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, abrieron la puerta a la federación estadounidense de sindicatos, la AFL-CIO, para que interfirieran en el contenido del T-MEC en materia laboral, empezó a crecer la idea de reabrir el pacto comercial para incluir temas tan delicados como la asignación de inspectores estadounidenses para el cumplimiento de las leyes laborales en México.

El problema es que por la parte mexicana se empezaron a escuchar, por parte del subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Jesús Seade, expresiones como: son válidos los planteamientos de los demócratas o todo parece ir en la dirección correcta. Cuando claramente era inaceptable cualquier intento de injerencia extranjera en temas legales mexicanos.

T-MEC

Compártelo en:

LO MÁS RECIENTE
VehĂ­culos frenan en puertos mexicanos Los puertos mantienen racha negativa por 10 meses al caer en enero -7.7% Vigilan puertos por coronavirus
ENLACES